El deportista y embajador de La Manga Club Andrés Lledó se prepara para su siguiente desafío en Costa Rica

El deportista y embajador de La Manga Club Andrés Lledó se prepara para su siguiente desafío en Costa Rica

Después de más de 20.000 kilómetros recorridos a través de los cinco continentes, el embajador de La Manga Club Andrés Lledó se enfrenta a un nuevo reto. La expedición ‘Uniendo Océanos’ partirá el próximo 1 de abril desde las costas pacíficas de Costa Rica y recorrerá 400 kilómetros por el llamado ‘Sendero de los Conquistadores’.

La Manga Club, 12 de febrero de 2016. Tras su último desafío en la selva amazónica (Jungle Marathon) que le llevó durante 7 días por más de 250 kilómetros en condiciones climatológicas extremas y en el que quedó en segunda posición, el deportista cartagenero y embajador de La Manga Club Andrés Lledó, del equipo JimboFresh, se prepara para el que será su siguiente reto, Uniendo Océanos – Sendero de Conquistadores. Un reto totalmente único y personal, fuera de los circuitos de carreras organizadas.

Ocho días a lo largo de 400 kilómetros

Lledó se enfrenta a un desafío único: una carrera de 8 días, cruzando un país entero y uniendo las costas pacíficas y atlánticas de Costa Rica, a lo largo de 400 kilómetros por senderos transitados 500 años atrás por los primeros conquistadores en el descubrimiento del país centroamericano.

Este desafío comienza tras dos años de duros entrenamientos, en los que Andrés Lledó ha participado en los grandes eventos de esta modalidad deportiva, la de autosuficiencia. Después de más de 20.000 kilómetros recorridos por países tan diferentes comoChina, Australia, Brasil, Jordania, Chile o la Antártida, el deportista cartagenero se siente preparado para iniciar este nuevo reto. Un reto que trasciende lo meramente deportivo, según Andrés Lledó, aunando historia, deporte y cooperación.

7 etapas en condiciones extremas

La expedición ‘Uniendo Océanos – Sendero de los Conquistadores’ comenzará el día 1 de abril y tendrá su punto de partida en las costas pacíficas de Costa Rica. A partir de aquí, y durante 400 kilómetros, Andrés Lledó atravesará el interior del país a lo largo de 7 etapas llenas de contrastes, atravesando 9 microclimas diferentes, zonas de extremo calor y humedad, con animales salvajes, montañas de más de 3.000 metros, volcanes y zonas desérticas.

Y como es habitual en los últimos retos de Andrés Lledó, la expedición se realizará en condiciones de autosuficiencia alimenticia, de forma que el deportista sólo podrá hacer uso de los alimentos y equipamiento que porte en su mochila desde el primer día.

El deportista y embajador de La Manga Club Andrés Lledó se prepara para su siguiente desafío en Costa Rica

Grabación de un documental

Pero el reto no sólo será deportivo. La expedición ayudará a comunidades, colegios y clubes deportivos de las zonas por las que vaya pasando, aportando los medios necesarios para hacer su vida diaria más cómoda y eficaz. Además, se recuperarán antiguas historias sobre la ruta de los conquistadores que han llegado hasta nuestros días a través de la tradición oral. Para ello, el foto-productor Vincent Kronental acompañará a la expedición para rodar un largometraje documental sobre el desafío. Además, el atleta Vicente Juan García será el director de la prueba y asesorará a Andrés Lledó sobre el terreno.

Campos de golf en La Manga Club

El embajador de La Manga Club, Andrés Lledó, ha estado durante varios días recorriendo el complejo para la grabación del vídeo-presentación de este nuevo desafío. Las imágenes se han tomado en varias instalaciones, entre ellas, los tres campos de golf de La Manga Club y el edificio del Spa.

Para su anterior reto, el que le llevó a la selva amazónica con la Jungle Marathon, Andrés Lledó tuvo una jornada de preparación en La Manga Club. Simulando las condiciones climatológicas a las que iba a tener que hacer frente, realizó una carrera en cinta en la zona de jacuzzis del Spa de La Manga Club y se sometió a dos test isocinéticos en el CIARD, uno antes de la carrera y otro después. El objetivo era observar cómo afectaba la humedad al rendimiento del deportista.