#Feliz43 La Manga Club: Entrevista a José Asenjo, director general de La Manga Club: “En La Manga Club todos los días son diferentes al anterior”

El 24 de octubre de hace 43 años tenía lugar en La Manga Club el torneo de inauguración oficial de este complejo que en aquel momento se llamaba La Manga Campo de Golf. Un torneo que duró varios días y que culminó el 29 de octubre, el mismo día que nacía en Madrid el actual director general de La Manga Club, José Asenjo. Casualidad o destino, también empezaba su labor al frente del complejo un mes de octubre de hace dos años, y también hoy cumple 43 años.  

La Manga Club, 29 octubre de 2015.

¿Hay algo de cierto en eso que llaman ‘crisis de los 40’? Sí, si entendemos el concepto de crisis como un momento de cambio. En mi caso, coincidió con un momento en el que tuve que decidir un cambio profesional tras 15 años en la misma compañía. Fue una de las decisiones más importantes que creo que he tomado en mi vida. La hice convencido de lo que quería y de lo que necesitaba. Y ahora, tras dos años, puedo decir que no me equivoqué y que me encuentro en un buen momento personal y profesional. 

¿Cuál es su mayor logro en estos dos años al frente de La Manga Club? 

Creo que en estos dos años hemos empezado a reposicionar el resort hacia donde queremos que esté, dejando atrás una época muy negativa que se había vivido desde 2009. También hemos empezado un cambio cultural dentro de la compañía, algo importante sin lo que no se puede conseguir este objetivo de reposicionamiento de la nueva Manga Club. Un cambio que no ha terminado todavía, porque necesita tiempo y, sobre todo, ejemplo de los que estamos en la Dirección. 

¿Recuerda su primer día de trabajo en La Manga Club?

Sí, empecé a lo grande: con un Consejo. Yo llegué aquí un 29 de septiembre, que era domingo. Al día siguiente, lunes, había Consejo. Ahí empecé a conocer los números, la compañía y a entender el sector hotelero. Yo venía de parques temáticos de atracciones, aunque esto tiene mucho que ver porque La Manga Club es un gran parque temático de ocio y deportes. Conmigo comenzaba una nueva etapa, con nuevos objetivos: lo teníamos todo y teníamos que reposicionarnos y darnos a conocer a de nuevo de forma diferente a los mercados en los que trabajábamos y a nuevos mercados. La nueva Manga comenzaba su andadura. En definitiva, se trata de crear el mejor resort residencial de ocio y deportes en Europa.

Un rincón de La Manga Club que le guste especialmente. 

Me gusta mucho ir andando hasta La Cala y sentarme durante un momento en la playa. Y si hablamos del entorno de La Manga Club, me gusta andar hasta el monte de las Cenizas y sentarme encima de los cañones a contemplar las vistas, que son espectaculares en 360º: Parque Natural de Calblanque, Mar Menor y toda la costa mediterránea hasta casi Cartagena. 

¿Alguna manía o vicio confesable?

El orden. Soy muy maniático con el orden. Y también que hago un poco de jefe-agenda con los demás: les recuerdo y hago seguimiento de lo que tienen que hacer. Es un antídoto para dormir mejor: padezco algo de insomnio.

#Feliz43 La Manga Club: Entrevista a José Asenjo, director general de La Manga Club: “En La Manga Club todos los días son diferentes al anterior”

¿Cuál es el plato por el que perdería la cabeza?

Por un buen arroz. Me da igual de qué tipo, siempre que esté bien hecho.

Recomiende un plato del Amapola
Uno muy sencillo, pero que me encanta: la dorada a la sal. Y de La Cala, el arroz a banda.

¿Cuál considera que es su mayor virtud?

Que tengo mucha paciencia. Y que soy bueno liderando equipos (creo).

¿Y su mayor defecto?

Que soy demasiado perfeccionista. Y eso también tiene connotaciones negativas, aunque yo creo que tiene más positivas.

¿Con qué personaje histórico se identifica?

Pues no sé si he podido hacer algo tan grande todavía para identificarme con alguno importante, pero con cualquiera que haya sabido convencer de una idea y de un objetivo positivo, llevarlo a cabo y liderar equipos y personas. El buen jefe es un buen gestor y un buen líder y tiene calidad humana. Creo que sé gestionar empresas y liderar a las personas. Me identificaría con cualquiera que haya sido así.

¿Vino o cerveza?

De los dos. Depende del momento.

¿Playa o montaña?

Disfruto de los dos. Pero me siento más cómodo en una playa.

Si La Manga Club fuese un color y un olor, ¿cuáles serían?

El verde y el azul. Y en cuanto al olor, cualquiera que recuerde a campo: romero, lavanda, tomillo…

¿Cuál considera que es el mayor invento de la historia de la Humanidad?

Es muy difícil elegir… Cualquier hito en la historia de la medicina: la penicilina, descubrimientos para paliar el cáncer, la gran lacra de nuestros días… Pero también la Revolución Industrial: el cambio del uso de la fuerza humana por las máquinas. Y más recientemente, la informática e Internet, la forma en que accedemos y compartimos información.

¿Qué tres cosas se llevaría a una isla desierta?

Un ordenador con conexión a Internet, un kit de supervivencia que me prepararía mi madre (que seguro que se acordaría más que yo de cosas que me pueden hacer falta) y una buena almohada, para dormir bien.

¿Qué es en lo primero que se fija cuando va a un hotel?

En todo. En la decoración, la atención al público, la indumentaria-uniforme, los olores, en los pequeños y en los grandes detalles.Llegar a un hotel debe ser una experiencia para el cliente.

¿Qué cualidad es la que más valora en una persona?

Que tenga calidad humana.

¿Cómo cree que le describirían como jefe?

Como un jefe cercano y humano y con sentido común, algo también muy importante para dirigir empresas.

Describa en tres palabras a La Manga Club.

Impresionante, hasta ahora desconocida y con un potencial tremendo.

De pequeño, ¿qué quería ser de mayor?

Piloto comercial de líneas aéreas. Y a punto estuve.

Cuando no está trabajando, ¿qué le gusta hacer?

Disfrutar de la familia, de los amigos, y también de mi soledad. Cuidarme un poco, ir al gimnasio…

Descríbame un día perfecto

Un día disfrutando de mis amigos, que son pocos pero buenos; y de mi familia, y también de mi casa en Madrid. Son cosas que necesito para mi equilibrio y para hacer frente a mi trabajo. Comida en familia y cena con amigos. Y también estar en mi casa, leyendo un libro, descansando o viendo la tele.

Y ahora un día perfecto en La Manga Club

Cualquier día que sea diferente al anterior. Y en La Manga Club eso es posible: todos los días pueden ser diferentes, siempre estás aprendiendo, no es un lugar monótono. Para mí eso es importante: irte a la cama habiendo aprendido algo nuevo, disfrutando de tu trabajo y de las personas con las que trabajas, dentro y fuera, algo que hacemos a menudo. Creo que La Manga Club tiene un gran equipo: son grandes profesionales del sector y de las áreas que dirigen y trabajamos muy bien juntos.